EFSA agrupa los pesticidas para poder implementar la evaluación del riesgo acumulativo

EFSA agrupa los pesticidas para poder implementar la evaluación del riesgo acumulativo

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha desarrollado un nuevo método para clasificar los pesticidas en cuatro grupos, llamados de evaluación acumulativa, para evaluar el riesgo que supone la exposición a estos productos. La clasificación de los plaguicidas en estos grupos se basa en la identificación de compuestos que presentan propiedades toxicológicas similares en un órgano o sistema específico.

El Panel de EFSA sobre productos fitosanitarios y sus residuos ha desarrollado una metodología y unos criterios para establecer unos grupos de evaluación acumulativa (GACs) para pesticidas.

La identificación de los pesticidas para ser incluidos en estos grupos es parte de la labor que está realizando EFSA para implementar una evaluación del riesgo acumulativo derivado de la exposición a múltiples residuos de estos productos, tal y como como lo requiere la legislación europea.

Como primer paso, el Panel de EFSA  ha aplicado esta metodología para definir los grupos de pesticidas que son tóxicos para el sistema nervioso central y la tiroides, sobre la base de datos de estudios de toxicidad oral realizados previamente.

La metodología ha sido desarrollada con el fin de tener en cuenta los efectos acumulativos en las decisiones sobre los niveles máximos de residuos (MRLs) de plaguicidas en alimentos y piensos de origen vegetal y animal. Los grupos resultantes de esta metodología podrían, en principio, utilizarse para apoyar la evaluación del riesgo acumulativo derivado de exposición no dietética.

 

Este enfoque se introducirá gradualmente en la regulación del uso de los plaguicidas en la Unión Europea. EFSA destaca que la metodología de los grupos de evaluación acumulativa sólo se aplica a los plaguicidas y no incluye otros tipos de productos químicos potencialmente presentes en los alimentos. 

Criterios generales para la protección del consumidor

La metodología desarrollada por la Comisión técnica de EFSA utiliza criterios generales para la inclusión de los plaguicidas en los grupos , con el objetivo de maximizar la protección de los consumidores.

Los grupos GACs estan formados mediante la identificación de los pesticidas que producen efectos tóxicos similares en un órgano o sistema específico. La metodología consta de cuatro etapas:

  • Identificación de efectos tóxicos específicos y no ambiguos, que afectan negativamente a un órgano o sistema: la identificación del peligro (por ejemplo, el desequilibrio del sistema de la tiroides).
  • Caracterización del peligro, que describe la naturaleza exacta del efecto adverso sobre los órganos o sistemas específicos (por ejemplo, la identificación del indicador más apropiado para el efecto específico, por ejemplo, una hormona)
  • Recopilación de datos  sobre los indicadores (por ejemplo, cambios en los niveles hormonales en la dosis que produce el efecto adverso) que apuntan a un efecto tóxico específico (por ejemplo, el desequilibrio del sistema de la tiroides) en un órgano / sistema.
  • Agrupación de plaguicidas que presentan un efecto toxicológico similares en grupos de evaluación acumulativa por órgano o sistema (por ejemplo, la tiroides). 

 

Además de identificar los plaguicidas que afectan al sistema nervioso y la tiroides, la Comisión técnica de EFSA ha realizado ya abundante trabajo preliminar para el desarrollo de grupos con efectos sobre otros órganos o sistemas de órganos, como el sistema reproductor, el hígado, los ojos y las glándulas suprarrenales.

EFSA iniciará ahora la aplicación gradual de la evaluación del riesgo en plaguicidas y, en diálogo con la Comisión Europea,  fijará las prioridades para seguir desarrollando la metodología.

EFSA también tiene previsto celebrar una sesión informativa sobre la aplicación de la evaluación del riesgo acumulativo con las partes interesadas, durante 2014.

Sustancias pesticidas nocivas para el sistema nervioso y la tiroides

Las sustancias activas pesticidas con propiedades neurotóxicas fueron asignadas a los GACs con efectos agudos en la división motora, sensorial y autonómica del sistema nervioso y de los puntos neuroquímicos finales. Se recopilaron también los efectos crónicos sobre estas divisiones y puntos, y los efectos neuropatológicos. Se identificaron un total de 68 sustancias activas con efectos adversos sobre el sistema nervioso.

 Dado que las funciones de la tiroides es de glándula que produce hormonas que actúan sistémicamente (calcitonina, tiroxina (T4) y triyodotironina (T3)), el nivel más básico de la agrupación en GACs se define por los efectos que tienen sobre el órgano (tiroides) o sistema de órganos (eje hipotálamo-hipófisis-tiroides), por ejemplo a través de los niveles de hormonas tiroideas. De 287 sustancias investigadas, se identificaron 103 que afectan a la tiroides o al sistema de hormonas de la tiroides.

Más información sobre la  investigación de sustancias activas pesticidas y su clasificación en grupos de evaluación acumulativa realizada por EFSA, está disponible en http://www.efsa.europa.eu/ 

FUENTE: Higieneambiental