El Delta inicia la cosecha de arroz bajo la amenaza del caracol manzana

El Delta inicia la cosecha de arroz bajo la amenaza del caracol manzana

El molusco ha logrado saltar al margen derecho del río por 13 localizaciones

Los agricultores inician esta semana la siega del arroz en el delta del Ebro, que esta temporada se ha postergado por las frías temperaturas registradas en mayo. Aunque algunas parcelas próximas al mar ya están segadas, el grueso de la campaña se llevará a cabo a partir de hoy. El portavoz del sector del sindicato Unió de Pagesos, Dani Forcadell, calcula que se comercializarán “125.000 toneladas” del cereal con un precio que se mantiene estable en relación a los años anteriores, cifrado aproximadamente en “290 euros por tonelada”.

Debido a la gran producción de arroz bomba en España, este año los agricultores han apostado por volver a cultivar la variedad propia del delta. Además, los productores siguen atentos al avance del caracol manzana, su principal enemigo, ya que devora los tallos de la planta cuando está creciendo, y estiman que causa pérdidas en el equivalente a 250 hectáreas. El molusco coloniza el margen izquierda del humedal y se han descubierto 13 focos en la margen derecho, según Unió de Pagesos.

Conscientes del peligro que acecha al sector, más de 400 agricultores se reunieron el viernes en Deltebre (Baix Ebre) con representantes del Departamento de Agricultura de la Generalitat para abordar el plan de lucha contra la especie invasora. Sin embargo, ambas partes exigen la implicación económica urgente del Gobierno central para poder implementarlo. El consejero del ramo, Josep Maria Pelegrí, ha pedido oficialmente a su homólogo en el Gobierno, el ministro Miguel Arias Cañete, que visite la zona para conocer de primera mano el impacto de la plaga y para que a su vez exija recursos a la Unión Europea, informó el director general de Desarrollo Rural del ejecutivo catalán, Jordi Sala.

“Madrid se está desentendiendo del problema, los payeses no entendemos su actitud; cuando hay tantos millones y millones de caracoles, las posibilidades de extensión a otras zonas húmedas de España aumentan, el río está infestado”, explica Forcadell. Sin depredadores, el animal se reproduce a gran velocidad de manera que miles de ejemplares, algunos de grandes dimensiones, proliferan en campos y acequias. También son bien visibles sus puestas, de color rosa brillante, que penden de cualquier rama. El despligue del plan se prevé a partir del 15 de octubre, cuando finalice la siega. Entre las principales acciones se contempla secar los campos del hemidelta izquierda. También figura inundar con agua salada unas 2.200 hectáreas y continuar con los tratamientos de saponina, un derivado de la camelia que ha obtenido buenos resultados de mortalidad de la especie en temporadas anteriores.